LABORATORIO DE CREACIÓN TEATRAL

Un recuerdo en el futuro

–yo en el espejo de otro–

 

Este Laboratorio de Investigación y Creación, gira en torno a los procesos creativos que el actor y la actriz, como creadores del hecho teatral, deben desarrollar desde su imaginario personal, desde el valor de su diferenciación como individuos, de su mirada y su percepción, hasta llegar a la creación y concreción en una práctica artística.

Partiendo del imaginario personal de cada uno, en un diálogo interno, íntimo e introspectivo apoyado en el recuerdo, investigaremos a través de un lenguaje poético que contenga el trabajo con diferentes materiales artísticos que van desde la imagen, la emoción, lo recordado, pasando por lo textual, lo plástico, lo audiovisual, con el objetivo de concretar estos materiales en una manifestación artística, distanciada y ficcionada, para convertirla en símbolo y signo artístico, pero que a su vez funcione como espejo donde poder dialogar en torno al individuo y su papel en la sociedad.

Entendemos el concepto de Laboratorio como un lugar desde donde explorar el yo artístico a partir de la pregunta. El interrogante como búsqueda, aprendizaje, liberación, guía y pensamiento donde reunirse para investigar en nuevas formas y expresiones artísticas de lo humano.

¿Cuáles son las claves que conviertan lo personal y autobiográfico en material artístico? ¿Cómo funcionan los catalizadores del imaginario como herramienta para el proceso de creación? ¿Cuáles son los diferentes elementos narrativos y materiales de creación que nos permiten experienciar un hecho artístico? ¿Cuáles son las nuevas estructuras dramáticas que sostiene la creación? ¿Cómo ficcionar lo personal? ¿Qué hay de mí en el otro? ¿Dónde estoy yo como persona en el personaje? ¿Dónde se sitúan estos límites condicionados por la fisicidad del yo en la escena?

Estas son algunas preguntas que funcionarán como estímulos en un trabajo de laboratorio en grupo, dirigido a profesionales y estudiantes de todos los ámbitos de las artes escénicas (actores, escenógrafos, directores de escena o dramaturgos). Este laboratorio culminará con la creación de un espectáculo, a partir de las diferentes propuestas escénicas de los participantes y de los materiales de creación desarrollados en el mismo.

PROGRAMA DEL LABORATORIO

 

1.EL RECUERDO

 

RECORDAR: Del latín re-cordis, “volver a pasar por el corazón”. El sueño nocturno puede muy bien ser una lucha violenta o astuta contra las censuras. La ensoñación nos permite conocer el lenguaje sin censura. En la ensoñación solitaria podemos decírnoslo todo a nosotros mismos. Tenemos todavía una conciencia bastante clara para estar seguros de lo que nos decimos a nosotros mismos, de lo que de veras nos decimos. Gastón Bachelard Cuando recordamos, nos introducimos en una especie de estado de semi vigilia, un ensueño poético, en la que no se está completamente inconsciente y donde dialogamos íntimamente con nosotros, un diálogo con el pasado mediante una experiencia retrospectiva. De esta manera sentimos hablar desde el que consideramos nuestro pasado, extrayendo y desarrollando así los pensamientos en el silencio de un diálogo interno. ¿Cómo liberar ese diálogo interno? Las imágenes, las palabras, las relaciones vendrán a nosotros impregnadas de realidad y ficción. Intentaremos, como traperos, en palabras del filósofo alemán Walter Benjamin, recoger actitudes, personas, fragmentos, trozos, jirones con los que crear. Convergerán personajes, emociones, conflictos, situaciones, que reutilizaremos como material para la creación de nuestras propuestas escénicas. O entender, en otras palabras, que todo caos es fragmento de un orden remoto.

 

2.LA EMOCION

 

Debemos librarnos del pasado

Louise Bourgeois

Cuando recordamos, surgen emociones al volver a pasar por el corazón. El recuerdo es un intento por recuperar y desenterrar experiencias, actitudes y relaciones que han quedado aparentemente sepultadas, pero que nos siguen provocando emociones que afectan de un modo u otro al presente.

Cuando dialogamos con nuestros recuerdos, no debemos hacerlo con el objetivo de culpabilizar, juzgar o crear estados negativos sino más bien de establecer una conversación con el presente teniendo en cuenta sus raíces en el pasado. Liberar la palabra de su lenguaje, regresar a una raíz escondida como oportunidad para la creación.

Pero para trabajar con la emoción es necesario distanciarse de ella, y lo hacemos a través de un espíritu de juego, de vital importancia y que debe invadir todo este proceso emocional. Pues, de alguna manera, gracias al juego se descifran y extraen conceptos, ideas, que algún momento se perdieron por el camino pudiendo llegar a ser reveladoras. Intentaremos analizarlas, archivarlas y ordenarlas para comprender y descifrar dónde se enmarcan en nuestro yo artístico.

Para ello, encontraremos un lenguaje donde las emociones se ordenarán a partir de una lógica poética con la que comunicar, a través de diferentes líneas de dialogo la experiencia autobiográfica que nos puede proporcionar nuestro material emocional. De esa manera construiremos ideas claras y conceptos futuros de los que servirnos para analizar nuestra búsqueda introspectiva.

 

3.LO POÉTICO

 

La relación poética lleva a una mayor emotividad y estimula al espectador. Ella es precisamente la que le hace participar del conocimiento de la vida, porque no se apoya ni en conclusiones fijas partiendo del tema, ni en rígidas indicaciones del autor. A disposición del espectador, en libertad, está tan sólo aquello que ayuda a intuir el sentido profundo de las imágenes representadas.

Tarkovski

Es verdaderamente complicado definir qué es lo poético en el arte, pero a su vez, lo poético contiene formas desde las que empezar a elaborar y desarrollar los materiales puramente estéticos y estilísticos, formales y de fondo que funcionen como vehículo y herramienta de nuestro propio lenguaje artístico. La filósofa María Zambrano decía que filosófico es el preguntar y poético el hallazgo. Iremos tras él.

Al hablar de poesía no estamos pensando en ningún género literario, sino en un modo de estar y concebir el mundo, una forma especial y única de relación con la realidad, un giro del pensamiento que ofrece la posibilidad de explotar el material del que está hecha una imagen, un silencio, un latido, una palabra…

Para dar rienda suelta al lenguaje poético, debemos hablar en imágenes, es decir, en metáfora, en cartografías. Lo que el lenguaje poético hace con las imágenes es juego y así las ordena en series, encierra un secreto en ellas, y al final lo que cada imagen ofrece, jugando, es una respuesta a un enigma.

Qué imágenes nazcan de nuestros recuerdos nos proporcionará un terreno fértil de conexión, interrelación, asociación con que albergar las palabras, los pensamientos y las emociones. Ese será el reto enigmático al que nos enfrentaremos.

4.EL ESPEJO

 

Funciono como un espejo para el público, que a través de mí puede ver reflejadas sus propias contradicciones, comprenderlas y enfrentarse a ellas. Por tanto, se trata de hacer posible la ausencia de pudor dentro de uno mismo (y la vergüenza es uno de nuestros estados emocionales más fuertes) … De esto se trata, de girar la llave para conseguir aceptarse uno mismo… El artista es un transmisor, un tipo de puente, de conector y reflejo de la mente humana. Creo que enfrentándome a esos asuntos puedo ayudar a otros a reflexionar sobre sus propios problemas…

Marina Abramovic

Este laboratorio parte de lo personal, del recuerdo y lo autobiográfico, y se convierte en material artístico a partir del distanciamiento emocional y a través del lenguaje poético. Todo este proceso supone siempre una comunicación en dos direcciones, tanto hacia nosotros mismos como hacia los otros.

Nuestro objetivo es crear un estado de reflexión en el público al hablar de actitudes, de situaciones, de conflictos que giran en torno a temas personales, que sirva como espejo con el fin de que éste pueda conectar con lo personal de cada persona. Así al convertir en público un pensamiento privado dejo de retenerlo, sale para transformarse y acaba materializándose tomando diversas formas poéticas. Es en suma un acto de desnudez.

Este trabajo de laboratorio es precisamente esa ficción, ese juego de interpretar el material autobiográfico y poder jugar relacionándolo con material ajeno. Las imágenes tienen tantas lecturas como personas las lean, creando diferentes significados paralelos. Un universo, un recuerdo en el futuro de otro.

Universalizar más, si cabe, el material privado, oculto que guardamos en los álbumes familiares, en el espacio de nuestra casa y en la arquitectura de nuestros recuerdos. Poder así encontrarnos en imágenes, historias y relatos para descubrir lo próximos que nos encontramos unos a otros, artistas y espectadores.

Profesorado

Olga Peris
Nieves Rodríguez
David Trueba

250€
Del 1 al 13 de Julio
de 9:30 a 15:00

 

Footer background
Calle María Teresa 11, Madrid
info@escuelainternacionaldelgesto.com
91 376 69 81 - 687 384 110

Contacta con la escuela

EIG tratará sus datos para remitirle periódicamente nuestros boletines electrónicos con información sobre nuestros cursos, actividades y eventos.
Conservaremos sus datos mientras no manifieste su deseo de oponerse o darse de baja de los boletines.

¡Gracias! Tu mensaje se ha enviado. ¡Vaya! Por favor, verifica que todos los campos son correctos.
Borrar
© 2014 Escuela Internacional del Gesto. Todos los derechos reservados.
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de pautas de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información.