Header background

Blog

Mimo, el arte del silencio

El mimo moderno se apoya en el silencio como punto de partida y devuelve al gesto una importancia que los discursos habían enterrado.

El mimo vive en la profundidad del silencio, allí donde el gesto no reemplaza a la palabra.

El silencio da vida a miradas nunca vistas, a gestos todavía no ejecutados. En el silencio nace la calidad del gesto y la palabra. Es en el silencio donde se preparan los impulsos y las pulsaciones que organizan, en el espacio interior, los ritmos que emergen con urgencia.

El silencio está cargado de cualidades diferentes, dependiendo de que comience o termine una acción, un acto o una palabra. La urgencia de la acción que nos moviliza enteramente requiere un silencio favorable a esta acción. Es la acción la que obliga. El silencio de partida se une a la concentración que debe favorecer la acción que se producirá. El silencio después de la acción lleva a la reflexión, a la retención de uno mismo.

No hay conflicto entre la palabra y el silencio. El silencio ofrece a la palabra su calidad. La energía del silencio es la energía de la palabra.

El gesto y la máscara

Gesto”, del latín “gestus”. Movimiento del rostro, de las manos o de otra partes del cuerpo con que se expresan diversos impulsos del ánimo.

El gesto, como movimiento, un movimiento que puede contener desde la más leve vibración hasta el más frenético torbellino. El gesto, siempre cristalino, como si fuese el espejo visible más sincero del corazón humano. El gesto, tan sencillo, y que esconde a la vez, el misterio de una secreta corriente interna.Leer más…

Entrevista a Carlo Colombaioni

Carlo Colombaioni pertenece a una tradicional familia de payasos, acróbatas, trapecistas, mimos, juglares y polifacéticos actores que heredaron los secretos de la Comedia del Arte, que se remonta en Italia al siglo XVI y cuyas complejidades escénicas se transmiten de generación en generación; se cuenta que desde el siglo XVII siempre hubo un Colombaioni que se dedicase al mundo del espectáculo.
Carlo es, efectivamente, un mimo, un acróbata, un malabarista, un juglar y un polifacético actor, pero sobre todo es un Poeta de la Risa y gran Maestro de Vida. Su italiano reposado y su aspecto afable poco hacen pensar que este entrañable maestro haya trabajado codo a codo con Federico Fellini, Dario Fo y Grotowski, que se han beneficiado de sus técnicas de actuación y circenses. También ha trabajado con Ana Magnani, Toto y Eugenio Barba, que fue alumno suyo. Fellini, que le consideró siempre su talismán, contó con los Colombaioni en todas sus películas, en las que lo bufonesco y circense suelen jugar un papel relevante.Leer más…

Jacques Lecoq, el cuerpo y la máscara

Uno de los pedagogos más grandes de la escena universal muere en Paris el 19 de enero de 1999 a los 77 años de edad.

Jacques Lecoq ha sido lo que llamamos un maestro. Son raros aquellos que, como él, han abierto un camino inédito hacia lo desconocido; raros aquellos que han estudiado, analizado y acumulado con el único objetivo de transmitir.

“Jacques Lecoq es más que un profesor, es un maestro y, cosa rarísima, un gran pedagogo, es decir, aquel que abre un camino renunciando él mismo a seguirlo” dice Ariane Mnouchkine, directora del Théâtre du Soleil que estudió en su escuela en el año 1965. “Él está ahí  para recordar las leyes universales del teatro. Si éstas no se aplican no se hará más que literatura con un disfraz”Leer más…

Footer background
Calle María Teresa 11, Madrid
info@escuelainternacionaldelgesto.com
91 376 69 81 - 687 384 110

Contacta con la escuela

¡Gracias! Tu mensaje se ha enviado. ¡Vaya! Por favor, verifica que todos los campos son correctos.
Borrar
© 2014 Escuela Internacional del Gesto. Todos los derechos reservados.
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de pautas de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información.